Las experiencias novedosas ¡GANAN! Ganan a los invitados, ganan en reputación de marca, ganan para el propio organizador del evento… Y ¿por qué? Porque todos estamos aburridos del mismo evento de siempre y necesitamos algo nuevo. De ahí que, con las nuevas tecnologías – y con las no tan nuevas-, se esté poniendo de moda los eventos multisensoriales.

¿En qué consisten las aulas multisensoriales?

Se entiende como aula multisensorial aquella en donde más de un sentido juega un papel fundamental para vivir la experiencia de un evento. El único requisito que debe tener un aula multisensorial es generar emociones y sensaciones a través de todos los sentidos que queramos.

Un aula multisensorial no tiene por qué estar limitada por paredes ni techos. Es decir, el evento multisensorial no tiene por qué ser en un espacio cerrado. Las sensaciones pueden cobrar muchísimo protagonismo en un ambiente al exterior.

Cómo utilizar los sentidos en un aula multisensorial

El oído

A través del oído percibimos sonidos, ruidos, música… Un buen evento multisensorial deberá jugar con la música a favor de obra. Hay que tener claro qué tipo de sensaciones queremos que se produzcan en nuestros invitados. Y tratar de conseguir esto con una playlist bien construida.

Además de la música, también se pueden utilizar otra serie de elementos como el agua, las fuentes, el sonido de los pájaros si lo que queremos es hacer sentir al invitado en medio de un espacio donde la naturaleza invita a relajarnos.

El olfato

A través de este sentido, uno se transporta a un momento, lugar en la vida o con alguien del pasado y debe crear un olor para identificar el evento y recordarlo. Crear este entorno requiere de expertos en marketing olfativo.

El tacto

El tacto es, quizás el sentido más complicado de trabajar. Porque dependerá de las texturas, de los elementos decorativos, de los tejidos que vayamos a utilizar en nuestro evento… Deben llamar la atención.

El gusto

El gusto lo obtendremos a través del catering, la bebida… Pero también los olores. El gusto y el olfato son dos sentidos que van muy unidos. Trabajar ambos en conjunto hará de la experiencia del aula multisensorial, algo especial.

La vista

Es el sentido MÁS importante para un evento. Porque es el que primero percibimos y debe causarnos tan buena impresión como para darnos ganas de seguir experimentando más. Gracias a los colores que utilicemos y todas sus gamas, debemos intentar enamorar a los invitados.

La tecnología en las aulas multisensoriales

Hoy en día la tecnología nos permite generar muchísimas más sensaciones que anteriormente. A través de pantallas, espectáculos de luces. Pero no solo debemos quedarnos en la tecnología como única herramiena novedosa para generar sensaciones. Porque el espacio, su eco y reverberación pueden ser efectos muy interesantes que generar en un evento.

¿Qué beneficios tienen los eventos en aulas multisensoriales?

¡Muchísimos! Actualmente, quien llame más la atención con una experiencia de calidad, es quien se coloca en las primeras posiciones del ideario del consumidor. Y  no hace falta llevárselo al sector empresarial. Incluso, entre los amigos y familiares, aquel que más trabaja en una celebración y pone en marcha la experiencia multisensorial, es quien más aplausos acaba recibiendo de su entorno.

Los eventos multisensoriales enriquecen las experiencias de los invitados y les hace marcharse de la celebración con una buena sonrisa.

Organizar un evento no es solo elegir un catering, la música y la decoración al azar. No. Generar sensaciones es lo que más valorarán tus invitados. Nosotros, podemos ayudarte.